3 oct. 2008

La vida es como un concierto...

Toda la emoción se resume en el minuto en que tu artista favorito sale al escenario y se escuha la primera nota.

Es sentir como palpita el corazón aceleradamente,
como cuando te enamoras.

Empezar a dejar de creer que es posible ese momento,
como cuando no puedes creer que algún sueño se haya hecho realidad.

Es escuchar cada canción y llorar con ellas,
como cuando lloras al recordar momentos precisos.

Es enloquecer cantándo y bailando,
como cuando tienes esos momentos de risa inexplicable con tus amigos.

Es buscar desesperadamente a que cante tu canción preferida
como cuando buscas desesperadamente la mirada de quien te gusta.

Es abrazar al espectador de a lado y cantar con él,
como cuando abrazas al de a lado de la barra del bar cuando gana México.

Es querer que el concierto no termine nunca,
como cuando te vas a la playa con tus mejores amigos.

Es sentir nostalgia de que se acerca el final,
como cuando un familiar se encuentra lejos.

Es sentir que en ese momento el escenario es tu casa,
como cuando estas con tu hermanos.

Es sentir tristeza en el momento en que termina el concierto,
como la tristeza que sientes al dejar ir a una persona.

Es sentir querer aventarte para tocar la mano de tu artista,
como cuando sientes que quieres comerte al mundo.

Es lamentarte de que terminó,
como cuando decides no volver a amar a nadie.

Y es darte cuenta de la pasión que sentiste y esperar ansiosamente nuevos conciertos,
como cuando te das cuenta que no puedes esperar para volverte a enamorar....

Si.. la vida definitivamente es como un concierto.....

1 comentario:

ips dijo...

grandioso!!!, estoy de acuerdo.